Los concretos, como los morteros, deben ser puestos en obra inmediatamente después del mezclado, en ningún caso se pondrán en obra luego de iniciado el fraguado. El transporte debe efectuarse entre el final del mezclado y antes de comenzar el proceso de fraguado.

Este lapso de tiempo es variable y depende en gran parte de las condiciones atmosféricas y de la temperatura. Quiere decir que en tiempos donde hace calor y es seco, no debe dejarse descansar más de una hora antes de su puesta en obra; pero en un tiempo húmedo y frío el plazo será mayor y puede ser hasta de 40 minutos.

El transporte entonces se efectuará inmediatamente después del mezclado, durante ese transporte el recipiente debe quedar protegido del sol y el viento para así evitar su fraguado; así como de la lluvia para impedir su deslavo.

En la elección de los medios de transporte se debe tener en cuenta aquellos en que se evite todo desmezclado o segregado del concreto o mortero. Se evitará particularmente las vibraciones y sacudidas producidas por el propio vehículo o por el terreno, ya que estas producen una segregación separación de los elementos pesados (gravas) que descienden al fondo, en tanto que los morteros y las partículas ligeras permanecen en la superficie y si se presentan estos inconvenientes es recomendable realizar un remezclado para evitar separaciones de los agregados.

Es conveniente revisar diferentes medios de transporte según las distancias de colocación de concretos y morteros en el sitio de trabajo:

  • CARRETILLAS O BUGGYS: Utilizados en las obras de pequeña y media importancia, deben tener siempre sus buenas llantas con neumáticos.
  • TRANSPORTE DE CONCRETOS POR MEDIO DE CANALETAS: Empleados para el transporte por gravedad pueden estar constituidos por un conducto o canalizo de madera inclinado a 20° o 30° según la plasticidad y manejabilidad del concreto.
  • CINTAS TRANSPORTADORAS: No son utilizables más que para los concretos de escasa plasticidad. A fin de evitar la segregación, en su extremo libre durante la caída.
  • BOMBAS ESTACIONARIA DE CONCRETO: Permiten transportar la mezcla por un juego de conductos y tubos, desde el lugar donde se hace la preparación del concreto hasta el punto donde se emplea. Esta forma de transporte disminuye prácticamente todos los riesgos de segregación.
  • TRANSPORTE EN CAMIONES O MIXER: Cuando se efectúa el transporte de concreto es importante que las distancias no se excedan para evitar inconvenientes, ya que se pueden presentar fraguados muy rápidos.