Sobre Nosotros Cementos San Marcos2019-10-17T09:21:14+00:00

HISTORIA

La planta de Cementos San Marcos, se encuentra ubicada en el municipio de Yumbo corregimiento de San Marcos Valle del Cauca, Colombia, en los predios de la antigua Hacienda Aromal, originalmente propiedad de la Familia Cobo, desde 1949. Con el paso de los años y contando con el apoyo de ingenieros y asesores Nacionales e Internacionales y el compromiso invaluable de empresarios colombianos, visionarios e industriales de la región, deciden estructurar desde el 2008 un proyecto que inicia su construcción en el 2010 y se materializa en el segundo semestre del 2012 cuando la planta inicia sus operaciones de manera oficial.

NUESTROS VALORES

RESPETO

HONESTIDAD

COMPROMISO

INTEGRIDAD

DISCIPLINA

TRANSPARENCIA

SEGURIDAD

MISIÓN

Crear productos y servicios de calidad superior que brinden la mejor experiencia a nuestros clientes.

VISIÓN

Ser lideres en soluciones para la construcción.

POLÍTICA DE GESTIÓN INTEGRAL

En Cementos San Marcos S.A.S. fabricamos y comercializamos cemento de alta calidad; fomentando una cultura de mejora continua, contribuyendo al cumplimiento de la satisfacción del cliente y otros requisitos de las partes interesadas, a través de acciones como:

  • Equipo humano de alto desempeño,
  • Gestionando condiciones de trabajo seguras y saludables para la prevención de lesiones y/o deterioro de la salud.
  • Procesos con tecnología de avanzada.
  • Prevención de la contaminación del medio ambiente y promoción de prácticas de producción más limpia.
  • Evitando relación con actividades ilícitas, entre otras, hurto, lavado de activos y financiación del terrorismo.
  • Administrando los riesgos y oportunidades inherentes a la prestación del servicio, la seguridad y salud en el trabajo, la cadena de suministro e instalaciones.

CEMENTOS SAN MARCOS S.A.S., ha designado el recurso humano, técnico y financiero necesario para dar cumplimiento a esta política y espera el compromiso, consulta y participación de todos los colaboradores, para garantizar la mejora continua.

Es deber de la alta dirección promover la revisión, evaluación y seguimiento de los sistemas de gestión, para garantizar el cumplimiento de sus requisitos.