El hombre conoció los materiales cementantes fácilmente hace unos 7000 a.C. cuando de manera accidental conoció la cal al poner piedras de caliza al lado del fuego para protegerlo, pues esa caliza se convertiría en cal después de unos cuantos días en contacto con el fuego después de alcanzar altas temperaturas donde sufre una transformación en cal; cuando se humedecía por alguna razón eso se convertía en una pasta las cuales tenían propiedades adhesivas que empezaron a utilizar. En la historia se han podido hallar algunas obras en la antigua Yugoslavia y en Israel que de seguro se realizaron un poco después de estos accidentes.

2500 a.C. se tuvieron otros hallazgos importantes en culturas egipcias donde se encontraron muros y pirámides construidas con materiales combinados con algo que se podía definir como un tipo de cal calcinada como material cementante.

300 d.C. en la cultura romana se lograron identificar edificaciones con amplias combinaciones de materiales cementantes, entre ellos las cenizas de origen volcánico (puzolanas) y es más o menos a partir de este momento que se logra identificar los primeros cementos hidráulicos. De esta forma, los romanos marcan el principio de la historia de la utilización de los cementos.

741 d.C. Marco Vitruvio Pollion define un cementante en el segundo libro de la arquitectura de la siguiente forma: “Una clase de polvo que encierra maravillas, de un modo natural. Se da en la región de Bayas, en comarcas situadas al monte Vesubio. Mezclado con cal y piedra rústica, ofrece gran solidez a los edificios, incluso en las construcciones que se hacen bajo el mar, pues se consolida bajo el agua”.

Ya para el año 1824 Joseph Aspdin y James Parker, patentaron el primer cemento Portland, obtenido a partir de caliza arcillosa; calcinados a alta temperatura con la ayuda de combustibles fósiles como el carbón. Dicho nombre correspondió al color grisáceo, muy similar a la piedra de la isla de Portland del canal inglés.

Ahora bien, la primera vez que se usó cemento en Colombia fue cuando en el año de 1885 llegaron barriles de cemento provenientes de Inglaterra, ya que tenían fabricación de este, en hornos rotatorios. De esta importación, que fue un poco limitada, no quedaron muchas obras a resaltar con la gran excepción del muelle de puerto Colombia, construido en 1893 con la dirección del ingeniero cubano Francisco Javier Cisneros.

En el año de 1905 industrias e inversiones Samper inauguro la primera planta cementera en nuestro país, iniciando operaciones en 1909, esta estaba ubicada en las cercanías de la capital de la república. Pero solo hasta 1910, Colombia pudo hacer uso por primera vez del cemento hecho en el país. Según indicadores, en el mes de septiembre del año 2019 en Colombia se contabilizaban 1.229,1 miles de toneladas de cemento, mientras que en 2020 fueron 1.148,0 toneladas de cemento.

Para el año 2008 se da inicio a la estructura de un proyecto increíble por parte de empresarios comprometidos con el desarrollo de la región, proyecto que en 2010 da inicio a la construcción de la planta más moderna del país en su momento y que se materializa en el segundo semestre del 2012 cuando la planta inicia sus operaciones de manera oficial. La planta de Cementos San Marcos, se encuentra ubicada en el municipio de Vijes, corregimiento de San Marcos, Valle del Cauca, Colombia, en los predios de la antigua Hacienda Aromal. Planta que hoy en día es una de las más importantes de la industria con una visión clara de SER LÍDER EN SOLUCIONES PARA LA CONSTRUCCIÓN.

FABIÁN POSADA

Asesor Técnico Zona Eje Cafetero