Hoy es el lanzamiento del nuevo saco de Cementos San Marcos el cual refuerza nuestro compromiso con el medio ambiente y el crecimiento sostenible de nuestras regiones, te contamos como se desarrolla este procedimiento clave en el proceso de fabricación.

Para el transporte y manejo del cemento, este es envasado en sacos valvulados de papel kraft en la presentación de 50 kg y 25 kg. El sistema de envasado y arrume se compone por 3 equipos principales: el aplicador, la empacadora y la paletizadora de sacos.

El aplicador se encarga de entregar uno a uno los sacos vacíos a la empacadora para ser llenados con el cemento de manera controlada en función del peso del mismo. Una vez se llena el saco, viaja por un transporte de bandas hacia la paletizadora, equipo encargado de formar el arrume de sacos por capas de acuerdo a la configuración establecida en el tablero de control del equipo. Por lo general se forman arrumes de 8 capas, y cada capa se conforma con 5 sacos. La configuración de formación de las capas evita que el arrume no se desacomode o se los caigan sacos durante el transporte. Cada estiba se traslada, con ayuda de un montacarga o un push-pull, y se posiciona sobre el planchón del vehículo para proceder con el despacho conforme al pedido del cliente.

Aspectos de calidad

Al igual que en los otros procesos de producción, para el empaque de cemento se deben de cumplir con normas técnicas de calidad referentes al peso mínimo, máximo y promedio empacado en cada saco. Para garantizar el cumplimiento de las mismas y evitar sanciones legales, todos los días se realiza un procedimiento donde se pesan 180 sacos, 60 sacos por cada turno, y se compara el peso medido en la báscula estática con el peso reportado en la báscula dinámica que tiene el sistema. Si el peso se encuentra por fuera de guía, se proceden a realizar los ajustes necesarios en los parámetros de llenado de la empacadora. Adicional a ello, se realiza a diario un control interno donde se toman los datos de los pesos de todos los sacos reportados por el sistema de la empacadora y se le realiza un análisis estadístico donde se reporta: el peso promedio del día, el % de sacos que tienen bajo peso y el % de sobrepeso del total de los sacos empacados, y a partir de la información recopilada se plantean los planes las actividades o ajustes a realizar en el proceso para retornar a las condiciones que permitan cumplir con los estándares.

Más allá del cumplimiento de las normas, en cada uno de nuestros procesos de producción siempre se trabaja con el compromiso de entregar un producto de alta calidad que contribuya a la satisfacción del cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Horarios serv al cliente CSM