La mampostería en concreto es una práctica de las más antiguas dentro de la construcción, en las primeras evidencias que se obtienen de estructuras que podríamos definir como mampostería se logra evidenciar que no se implementaba muchas veces ningún tipo de pega y que lo que se podía clasificar como ladrillos no eran mas que un conjunto de piedras rusticas, posteriormente se empieza a identificar cierta tecnificación y ya las piedras eran transformadas en bloques rectangulares de diferentes dimensiones, lo cual le permite al hombre ser más preciso en la construcción de muros y viviendas. Fácilmente unos 7000 a.c. empezamos a identificar la aparición de un material ligante, que era tal vez la combinación de algunos materiales con propiedades cementantes, cal, cenizas y hasta barro. Desde ese momento empezó la transformación de esta industria hasta lo que conocemos hoy como los diferentes métodos de mampostería.

Hoy en día la mampostería se podría definir como el sistema constructivo (casi siempre de muros), mediante la instalación ordenada de unidades de forma manual, por tal motivo recibe el nombre de mampuestos (puestos a mano) ó unidades de mampostería. Sin embargo, esta industria no para de tecnificarse y cada vez salen métodos de colocación más modernos que van industrializando esta tarea.

La unidad de mampostería es un elemento mano portable que se utiliza en conjunto con otras unidades y todo un grupo de elementos, como mortero de pega, mortero de relleno y acero de refuerzo en algunos casos, que deben trabajar muy bien para que la estructura funciones como se espera.

Tipos de mampostería según su junta:

  • Mampostería al tope: En este caso las unidades se colocan sin ningún tipo de mortero o material ligante entre ellas, se instalan por medio de unos pines que casi siempre son en fibra de vidrio o del mismo material del mampuesto, un símil podrían ser los juegos de bloques de lego. Este tipo de sistema constructivo se encuentra mucho en estructuras de contención, muros arquitectónicos, hornos prefabricados, mobiliarios, entre otros elementos.

 

  • Mampostería pegada: Las unidades se colocan con las juntas llenas de material ligante entre ellas, el cual puede ser un mortero de cemento, pegantes sintéticos, etc.

Tipos de mampostería según su función:

  • Mampostería no estructural: Conforma muros cuya función es soportar su propio peso y servir como partición entre espacios. Está conformada por unidades no estructurales.
  • Mampostería estructural: Conforma muros con la función de soportar su propio peso y cargas provenientes de niveles superiores. Adicionalmente puede servir de partición. Está conformada por unidades estructurales.

Tipos de mampostería según su exposición:

  • Mampostería expuesta: sin ningún tipo de recubrimiento diferente a hidrófugos o pinturas.
  • Mampostería arquitectónica: mampostería expuesta, elaborada con unidades con acabado arquitectónico. Puede ser estructural o no estructural.
  • Mampostería cubierta: la que lleva un recubrimiento con mortero, estuco, panel u otros acabados.

ALEJANDRO ALVAREZ LOPEZ

Ing. Asesoría Técnica