Robert Quintero /Jefe de Asesoría Técnica Cementos San Marcos Nos Enseña Sobre Patologías Del Concreto.

¿Qué es Patología de las estructuras de concreto?

Patología es ese campo de la Ingeniería de los materiales que permite identificar los daños que se presentan en las estructuras, sus causas y mecanismos de deterioro, a través de investigaciones e hipótesis basadas en los comportamientos de los materiales, los efectos del uso y del ambiente al que están expuestas. El oportuno análisis de una patología puede también permitir que se tomen las decisiones correctas para la reparación de la estructura.

Tipos de deterioro

Son diversas las patologías que se presentan en las estructuras. Hablando específicamente de las patologías que se presentan en el concreto podemos mencionar cuatro tipos de deterioro:

  • Ataques químicos (ácidos, CO2, sales, etc.)
  • Ataques físicos (lluvia, viento, etc.)
  • Ataques mecánicos (impacto, desgaste, sobrecarga, vibración, etc.)
  • Ataques biológicos (algas, hongos, microorganismos, etc.)

En general todos producirán gran variedad de efectos dependiendo de la calidad con la que ha sido construido el concreto y de la protección que se le haya dado de acuerdo con el ambiente de exposición.

En general, cualquier causa del deterioro en los concretos radica en la falta de calidad o errores durante su construcción y la falta de conocimiento de las condiciones ambientales que deben dar origen a medidas adecuadas para su protección y buen desempeño.

Detección

Normalmente las patologías se empiezan a detectar cuando la estructura exhibe aspectos físicos anormales como fisuras, descascaramientos, manchas, alta porosidad, desgaste excesivo, alabeos, desprendimientos, etc. Posteriormente con estudios especializados pueden identificarse con precisión el tipo de patología que se está presentando. Pueden aplicarse varios métodos, desde inspecciones visuales hasta escanografías, ultrasonidos, láser, esclerometrías, petrografías, análisis químicos, físicos y mecánicos, entre muchos otros.

Tratamiento

El tratamiento de una patología dependerá de su causa, de lo avanzado del daño y de las nuevas condiciones a que será sometida la estructura. Tendremos daños leves que pueden tratarse con inyecciones, lechadas, recubrimientos, aplicación de sellos, etc. En ocasiones se deberá realizar la recuperación de la zona afectada haciendo reconstrucciones parciales. En situaciones más complejas se deberán ejecutar reforzamientos o construcción de nuevos elementos que ayuden al elemento original, en este caso debe contarse con cálculos y diseños apropiados.

Antes de cualquier tratamiento, reparación o rehabilitación se debe identificar claramente la patología para eliminar la causa raíz del daño, de otro modo los daños se podrán repetir y posiblemente con mayor severidad.”

Recomendaciones

Las patologías del concreto y en general de cualquier material se previenen con el conocimiento a profundidad de dicho material; conocer su naturaleza, sus componentes, su funcionamiento, sus propiedades y sus limitaciones. En el caso de las mezclas de cemento, como morteros y concretos, los principales cuidados se pueden resumir en tres aspectos:

  1. La adecuada selección y cuidado de los materiales que lo componen.
  2. Los óptimos procesos de dosificación, mezclado y colocación.
  3. El curado y protección, tanto en estado fresco como en estado endurecido.

Al final de la correcta aplicación de estos tres numerales obtendremos un mortero o concreto con la menor porosidad o baja permeabilidad posible, esto lo convertirá en un material durable. Recordemos que esos poros o pequeñas fisuras se convierten en grandes caminos por donde ingresan los agentes nocivos que atacan y debilitan la estructura.

La capacitación a las personas que intervienen en los procesos constructivos es indispensable para que cada vez tengan mayor conciencia de los fenómenos relacionados con los materiales que estamos usando y de las mejores prácticas de uso para su óptimo comportamiento, contribuyendo además, con la calidad y seguridad de la obra, con una mejor convivencia con la comunidad y el medio ambiente; una obra que deba que ser reparada, rehabilitada, o en el peor de los casos demolida, con seguridad afectará a la comunidad y va a requerir nuevamente el uso de materiales no renovables.

“El uso correcto de técnicas constructivas son la mejor opción para mitigar estos indeseados efectos.”

Por |2020-03-22T13:37:29+00:00marzo 13th, 2020|Construcción, Noticias, Vivienda|