El cemento de uso general es un líder en la construcción de cualquier tipo de estructuras y es gracias a su versatilidad a la hora de dosificarlo en las mezclas de concreto que es el número 1 en ventas.

En estos nueve años de estar presentes en el mercado hemos visto como grandes estructuras se han impuesto en todo el sur occidente del país, estructuras con altos grados de especificación, durabilidad y que han contado con todo el acompañamiento de nuestro proceso de asesoría técnica. Son proyectos que han tenido muy en cuenta todas las recomendaciones de las buenas prácticas de construcción, obras que han permitido que los acompañemos en el proceso de diseño de sus mezclas… y es que uno se preguntaría ¿a quién no le interesa tener un Ingeniero Asesor Técnico en su obra sin ningún costo? La respuesta es clara y la hemos obtenido de todos los maestros que se han capacitado con Cementos San Marcos. Claro que sí.

Por eso es que nos hemos permitido brindarles en cada una de nuestras capacitaciones unas dosificaciones recomendadas, las cuales están sujetas a unas especificaciones de materiales, en las cuales se recomienda que la arena se clasifique como gruesa y la grava que sea de por lo menos un tamaño de ¾”, si se tienen en cuentan estas recomendaciones mínimas se pueden tomar como punto de partida, las siguientes dosificaciones de mezclas de concreto:

Es importante tener en cuenta que si nuestra resistencia esperada es de por lo menos unas 4000 PSI, en ese caso deberíamos realizar un diseño de mezcla con el respaldo y la asesoría de un laboratorio certificado, recordemos que estas dosificaciones por volumen nos limitan por el tema de la tolerancia que se maneja en el volumen, sin embargo, como todos hemos sido testigos, cuando dosificamos el famoso 1:2:3 en los concretos, muchas veces se ha logrado verificar lo eficiente que puede llegar a ser esta fórmula, sin embargo, también hay varias historias que hacen referencia a otro tipo de realidades, pero todo esto va a depender de que tan estrictos seamos en la recepción de los materiales, el criterio y juicio a la hora de preparar los concretos.

Hay otro parámetro que es bastante importante y que debemos controlar a la hora de producir el concreto y es un elemento que muchas veces es el talón de Aquiles en las mezclas y es el tema de la dosificación del agua, recordemos que por cada mezcla donde se dosifique con un saco de cemento de 50 Kg se debe dosificar no más de 25 litros de agua, mientras no tengamos un diseño de mezcla esto debería ser lo mínimo que debemos respetar. Por favor no más medidas con manguera, este tipo de prácticas nos limitan a querer alcanzar nuestra resistencia esperada.

ALEJANDRO ALVAREZ LOPEZ

Ing. Asesoría Técnica