Para comprar vivienda, solo necesitará 10% del valor total para la cuota inicial

El Gobierno Nacional ya tiene clara la hoja de ruta para reactivar el sector vivienda. Tras anunciar que se consolidarán los programas Mi Casa Ya y Semillero de Propietarios, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio presentó seis nuevas medidas en las que no solo se aumentará el porcentaje a financiar en los créditos hipotecarios, de 70% a 90%, sino, además, servirán como punto de inicio para impulsar mayores subsidios y mejores garantías para los compradores.

“Nunca hubo un mejor momento para comprar vivienda. Con estas nuevas estrategias queremos enviar un mensaje de confianza a los constructores y a los compradores (….) Nuestro objetivo es llegar a las 130.000 unidades anuales”, explicó Jonathan Malagón, ministro de Vivienda.

Malagón aseguró que las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno tendrán el objetivo de consolidar el segmento de Vivienda de Interés Social (VIS) y reactivar el segmento de vivienda No VIS. Es por eso que una de estas estrategias se centrará en que los usuarios finales ya no tendrán que pagar una cuota inicial mínima de 30%, sino de 10%.

“En un ejemplo sencillo, si quiero comprar una vivienda de $200 millones, hoy debo tener $60 millones de cuota inicial y el banco me presta hasta $140 millones. Con este cambio, la familia necesitaría tener solo 10% del valor del inmueble, en este caso, $20 millones, y el banco le presta los $180 millones restantes”, explicó Malagón, quien destacó que esta medida será solo para quienes compren vivienda de segmento medio o alto.

La segunda y tercera estrategia se centrará, según el Minvivienda, en garantizar los recursos de los programas hasta 2024 y dar mayores garantías a los créditos hipotecarios. De acuerdo con dicha cartera, esta última permitirá que el Fondo Nacional de Garantías disponga $650.000 millones para respaldar estos créditos, lo que recobrará la confianza del sector y aumentará los préstamos.

“Sin duda las nuevas medidas se suman a un contexto muy favorable de bajas tasas de interés y a la recuperación gradual de la economía, lo cual genera el mejor momento para invertir en vivienda nueva”, aseguró Sandra Forero, presidenta de Camacol.

Otra de las medidas se enfocará en lo recientemente aprobado en el Plan de Desarrollo, en el cual se estipuló que se ajustarán los topes de precios de VIS, pasando de 135 salarios mínimos a 150, es decir, de $112 a $125 millones. “Eso aumentará la demanda y el acceso a este tipo de vivienda”, explicó el ministro.

Se prevé que con estas propuestas se dinamice toda la cadena del sector, que apuesta por más 75.000 nuevos empleos.

Por |2019-07-04T17:38:50+00:00julio 4th, 2019|Construcción, Noticias, Vivienda|