El curado es una de las actividades más importantes dentro del desarrollo de una construcción, ya que es la única forma mediante la cual podemos garantizar la hidratación completa de los granos de cemento y por ende el desarrollo de las resistencias del concreto. Es por tal motivo que se han estudiado diversos métodos para garantizar condiciones de humedad y temperatura controladas.

MÉTODOS DE CURADO

Método de curado por inmersión en agua:

Método mediante el cual se garantiza una película de agua constante en la superficie de la estructura o se inunda la estructura de agua.

Método de aspersión de agua:

Es uno de los métodos más populares a la hora de curar el concreto, mediante el cual se dispone una persona para que con la ayuda de una manguera establezca cierta frecuencia de roció o aspersión de agua sobre la estructura, se debe tener muy en cuenta la temperatura ambiente, ya que debemos tratar de garantizar una hidratación constante de la estructura, evitando que el elemento cambie de color a causa del fenómeno de deshidratación.

Método por medio de costales:

El método consiste en cubrir el 100% de la superficie por medio de telas o costales y mantenerlos mojados todo el tiempo, con la ayuda de los costales se busca tratar de retener la humedad sobre la superficie de la estructura la mayor cantidad de tiempo, y evitar de esta manera la evaporación acelerada del agua.

Método de recubrimiento con aserrín o suelo:

Hay que tener precaución en este método ya que puede llegar a manchar o contaminar la superficie de la estructura, pero el método es simple, consiste en instalar una capa delgada del material que se seleccione como ayudante en el proceso de curado para garantizar la humedad deseada en el elemento.

Método de recubrimiento con plásticos:

El método consiste en cubrir con plásticos la estructura garantizando traslapos de por lo menos 15 cm con el objetivo de no dejar juntas expuestas para que no se escape la humedad.

 

Método con películas curadoras o químicas:

Comúnmente se encuentran en el mercado bajo el nombre de entisoles, de color blanco o rojo, el color que se utilice va a depender de la exposición de la estructura si es interior o exterior, si es interior se recomienda el blanco que es a base de agua y si es exterior se recomienda rojo que es a base de un solvente especial, lo más importante es garantizar que se coloque una capa uniforme sobre la superficie y evitar el transito sobre la superficie que pueda arrancar la capa curadora.

ALEJANDRO ALVAREZ LOPEZ

Ing. Asesoría Técnica