Ante la creciente demanda de la industria de la construcción en los últimos años, la presencia de varias compañías cementeras cómo Cementos San Marcos se hace necesaria para suplir las necesidades del mercado y a su vez importante para el beneficio del consumidor en su posibilidad de elegir.

Aquí la exigencia para cada una de las marcas es la necesidad de ser altamente competitivos en todos los aspectos y apostarle al mejoramiento continuo con el fin de optimizar sus recursos en cada uno de los procesos que componen la compañía, llevándolos a buscar el mínimo impacto ambiental y control sobre la seguridad.

El proceso

Por lo tanto, hay una oportunidad de apalancarse en metodologías de mantenimiento y confiabilidad que han dado buenos resultados en diferentes compañías como lo son el TPM (mantenimiento total productivo, RCM (mantenimiento centrado en confiabilidad), PHVA (planear, hacer, verificar, actuar y 5S (limpieza, selección, orden, disciplina y estandarización.

La metodología

La metodología RCM bajo los lineamientos de las normas SAE JA1011 y SAE JA1012 puede ayudar en mejorar la disponibilidad y la confiabilidad inherente de los equipos de las líneas mediante planes de mantenimiento que resulten; los cuales buscarán eliminar los modos de falla frecuentes, con el fin de lograr el equilibrio entre los procesos; Simplemente esto se verá reflejado en mejores estándares de calidad y de mantenimiento de clase mundial.

Escrito por:

Brancen Andres Rojas