El 2021 fue un año de grandes retos para nuestro proceso, por un lado, la continuidad de la pandemia que inició en 2020, por el otro, las restricciones generadas por el paro nacional de casi 6 semanas, y en el último trimestre del año, el inicio de la crisis de los contenedores; los cuales desestabilizaron las fuentes naturales de suministro, generaron restricciones en las cadenas de abastecimiento, escasez en productos específicos y por consiguiente, un impacto financiero negativo por precios de compra al alza; todo esto obligó a las empresas y a su pool  de compradores, a renovar sus estrategias de abastecimiento, con la finalidad de cumplir las necesidades de suministro rápido y efectivo, garantizar precios, condiciones de pago, entre otros, sin dejar de contemplar objetivos de ahorro importantes para la competitividad del negocio.

En este entorno tan complejo, apostarle a afianzar las negociaciones como factor clave para el crecimiento y el desarrollo de aliados estratégicos de la región ha sido fundamental, al fin de cuentas, tanto vendedores como compradores en términos generales estamos en el mismo escenario y buscamos en las negociaciones, acuerdos de largo plazo, relaciones que garanticen el suministro al mejor costo posible, que ayuden a sostener nuestras operaciones.

En el 2021, mediante 60 procesos formales de negociación en los que participaron alrededor de unos 200 aliados estratégicos, obtuvimos un 3% de ahorro, y a pesar de todas las adversidades, logramos un 105% de cumplimiento de la meta para esta gestión. Además de los ahorros absolutos, que representan una fuente para mitigar costos operacionales, tener líneas de suministro con negociaciones específicas reduce la complejidad del proceso de recompra, esto a su vez permite al equipo de abastecimiento, dedicar una mayor proporción del tiempo al análisis del entorno, a la identificación y estimación de riesgos y oportunidades del mercado, de esta manera se genera un crecimiento en el rol, en el aporte a la estrategia y a la generación de valor.

En los últimos 4 años, el proceso de negociación ha sido relevante en nuestra operación de abastecimiento, viene creciendo tanto en procesos de licitación, alcance en la cantidad de aliados estratégicos y ahorros totales.

Desde el proceso de abastecimiento, en Cementos San Marcos le apostamos en el 2022 al fortalecimiento de la cadena de suministro. Tener objetivos claros, conocer los drivers de los principales commodities & facilities, las estructuras de costos, estudiar las mejores prácticas operacionales, desarrollar habilidades de negociación; entre otros, harán parte de este proceso de mejoramiento.

Por Carlos Fernandez