Continuando con el ciclo de recomendaciones para nuestros amigos ferreteros, hemos abordado temas como el uso de herramientas digitales para posicionamiento de su oferta de valor a sus clientes y la labor de construcción de marca para que ellos lo identifiquen de una manera acertada.

En esta ocasión, nos vamos a enfocar en el punto de venta. Ese espacio donde todavía se toman las decisiones de compra, este su fortín y como tal debe usted cuidarlo, mantenerlo y ante todo explotar todo su potencial.

Punto de partida

Al pensar en un punto de venta físico, uno de los temas clave es la exhibición, una exhibición limpia, en buen estado, clara y que conecte con sus visitantes es un punto a favor en la experiencia positiva de sus visitantes lo que le permitirá fidelizar de una manera más práctica. Recursos como una pantalla de televisión con información de calidad. Si su negocio cuenta con góndolas la correcta señalética es fundamental.

Factor Servicio

Para un correcto servicio es importante contar con una vocación de ayuda y a su vez el conocimiento sobre lo que está vendiendo. De ahí la importancia de capacitar frecuentemente a nuestra fuerza de venta y atención al mostrador. Ellos son el contacto directo con el cliente y un «recomendador» de marca. Sobre esto, en futuras entregas hablaremos con más detalle.

Lo digital también juega

Recursos como una pantalla de televisión con información de calidad de sus productos también funciona, mantener su página web al día para que sea consultada en el sitio y otras alternativas como códigos QR con su portafolio puede ser una opción válida dependiendo de su tipo de cliente. Cuente con un WhatsApp donde pueda tener comunicación eficiente y enviar y recibir en tiempo real documentos como el Rut y la Cámara de Comercio, muy requeridos en el mostrador. También esto le sirve para ir alimentando su base de datos de clientes.

Otros aspectos clave

El orden, el aseo y contar con una exhibición clara sobre lo que vende y tiene en existencia es muy importante, evite llenar su ferretería de afiches o pendones de referencias antiguas u obsoletas y apóyese en sus proveedores para contar con elementos de exhibición que sumen y no le resten visual a su negocio.

Como un consejo adicional cuente con material promocional de regalo para sus compradores…esos pequeños «detalles que enamoran» marcan la diferencia en la experiencia positiva de sus clientes.