El Mortero es una mezcla homogénea, plástica, y manejable compuesta por cementantes y agregados finos. Dentro de sus principales aplicaciones tenemos: pegar, recubrir y dar apoyo uniforme.

Normalmente es usado en mampostería, pisos, rellenos, recubrimiento de túneles y taludes y en general usos donde el requisito principal es la adherencia y algunas propiedades muy específicas.

TIPOS DE MORTEROS

-Mortero de piso: Estos son los morteros que se utilizan para nivelar las superficies donde se va a realizar la cubierta con algún tipo de porcelanato o tableta para darle de esta forma el acabo final.

-Morteros de pega: ¿Cuál es la función principal de los morteros de pega? Su función principal es adherir unidades de mampostería para conformar un conjunto que actúa como un todo.

-Morteros de revoque: Son aquellos utilizados para recubrir los muros o cielos rasos con el fin de preparar la superficie de acabado.

Todos estos morteros se pueden potencializar con el uso de cal hidratada, una cal que debe ser preparada con anterioridad para lograr aprovechar todas las propiedades cementantes con que cuenta.

La Cal ofrece trabajabilidad, retención de agua y plasticidad. Permite incorporar mayor cantidad de arena. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si la cal es adicionada en polvo sin una previa hidratación puede traer consecuencias no tan positivas para el desarrollo de las resistencias de la mezcla, generando un retardo en el desarrollo de las resistencias iniciales debido a su finura.

A continuación, encontraras una tabla de recomendación de dosificaciones de morteros que podrás utilizar como datos de referencia para colocar a punto los morteros en cada uno de tus proyectos.

ALEJANDRO ALVAREZ LOPEZ

Ing. Asesoría Técnica