El curado es el proceso que se realiza una vez colocado el concreto, es indispensable para mantener las condiciones de temperatura y humedad de la mezcla mientras fragua, endurece y genera las primeras resistencias. El curado contribuye a que la reacción química del cemento se siga presentando, controlando los fenómenos de contracción y permeabilidad generados por una rápida evaporación del agua. Promueve las propiedades del concreto endurecido tales como una buena apariencia, su resistencia y durabilidad.

Una de las ventajas que proporciona un buen curado a las estructuras está directamente relacionado con la durabilidad de la estructura, y es que en algunos casos por temas ambientales los concretos presentan unas temperaturas que ocasionan una perdida acelerada de agua, situación a la cual debemos ponerle mucha atención y es ahí que con la ayuda de un buen curado, logramos garantizar un adecuado proceso de hidratación de los granos de cemento en el concreto, lo cual va a garantizar que se genere un gel de cemento tal que disminuya la capilaridad en las estructuras y mejore la hermeticidad en la mezcla instalada.

Hay otra situación bastante importante y es la sinergia que se genera entre el curado y el desarrollo de las resistencias, ya que está comprobado que a medida que garantizamos un curado mas prolongado, es mucho mejor el desarrollo de las resistencias en las estructuras de concreto. A continuación, se presenta una gráfica donde podemos observar como la tasa en el desarrollo de las resistencias de la estructura en estudio, presenta un comportamiento mucho mas sobresaliente en el escenario que se garantiza una mayor cantidad de días de curado.

Sin lugar a ninguna duda son estas razones suficientes para que estemos seguros de que curar es una actividad importante dentro de cada una de nuestras obras, ya que de esta forma garantizamos proyectos más durables y de mejores especificaciones.

 

ALEJANDRO ALVAREZ LOPEZ

Ing. Asesoría Técnica