Desde su fundación, le apuesta a la sostenibilidad con prácticas de uso racional de los recursos naturales y a la mitigación del impacto en procesos de explotación de caliza y proyecta producción de un millón de toneladas.

Cementos San Marcos celebra 10 años de su fundación como empresa líder del sector en el Valle del Cauca, contando con una participación de más del 35 % del mercado del canal comercializador en el departamento y con proyecciones de crecimiento y expansión, según anunció Fernando de Francisco, gerente general de la compañía.

El ejecutivo explicó que “el mercado del Suroccidente del país es el más significativo para la compañía: Valle, Cauca, Nariño y el Eje Cafetero representan más del 90% de nuestras ventas. En 2021 tuvimos ventas por $220.000 millones y una producción de 600 toneladas”.

Dijo que “pese a las afectaciones desencadenadas por la pandemia en el año 2020 y el paro nacional en el 2021, para Cementos San Marcos fue un reto y su prioridad mantener todos sus puestos de trabajo y enfocar una estrategia que permitiera la operación de la compañía en un mercado nacional muy competido, con cementeras locales y multinacionales de tradición”.

“Para 2024 esperamos tener un incremento del 50% sobre nuestra capacidad actual, lo que significa pasar de 600 mil a 1 millón de toneladas, llegando así a nuevas regiones como Antioquia y centro del país”, señaló el gerente, refiriéndose a las perspectivas a mediano plazo.

Cementos San Marcos está conformada por capital 100% colombiano; cuenta con 310 colaboradores directos e indirectos y su objetivo es ofrecer al mercado del Suroccidente del país, una alternativa cercana y de alta calidad en soluciones para la construcción. Su planta está localizada en el kilómetro 24 de la Vía Panorama, Yumbo.

Mercado colombiano

2021 fue un año récord para la industria cementera colombiana: se despacharon a nivel nacional más de 13 millones de toneladas, lo que significó un crecimiento del 16% vs 2020, que registró ventas por 11.2 millones de toneladas.  Para este año se estima un crecimiento de la industria del cemento cercana al 3.5%, proyectándose en 13.5 millones de toneladas.

Aporte social

A nivel social, la compañía apoya diversos programas dirigidos a la comunidad y a sus colaboradores, entre ellos:

-Programa Forjar Oportunidades en los municipios de Vijes y San Marcos, con participación de 33 jóvenes de la Primera Línea, entre 18 a 28 años de edad, en condiciones de vulnerabilidad, inmersos en condiciones de violencia, con antecedentes en consumo de SPA.

–  Programa social Familias a la Obra, junto con SIDOC, con el que se benefician 200 maestros y sus familias en formación técnica y psicosocial.

-Programas de capacitación que llegan a más de 2.000 personas anualmente:  maestros de obra, estudiantes, ferreteros, distribuidores y profesionales, aportando al desarrollo de mejores prácticas constructivas.

– Entrega de capital semilla para 60 emprendimientos de trabajadores de la construcción y de sus familias.

– Donación de materiales para mejoramiento de más de 60 viviendas en su zona de influencia.

-A sus colaboradores los apoya con: capacitación, becas y apoyo para estudio, auxilios de vivienda, entre otros.

Sostenibilidad

En un mercado altamente competitivo, la empresa ha alcanzado un liderazgo destacado, dado a su alto compromiso con el medio ambiente, estableciendo una de las plantas más modernas de Latinoamérica y posicionando un producto con alta calidad que compite en precio y servicio.

La planta cementera San Marcos cuenta con tecnología de bajo consumo de combustible y baja emisión de contaminantes, comparados con los métodos tradicionales de molienda.

Su sistema de empaque y paletizado automatizado reduce la generación de accidentes y enfermedades, al compararse con el método tradicional de empaque y cargue.

Al referirse a su gran compromiso con la sostenibilidad de la compañía, De Francisco indicó que “Cementos San Marcos ha logrado disminuir la huella de carbono en la producción de cemento, al combinar una estrategia de producción que materializa una reducción de emisiones específicas por tonelada de cemento de hasta el 46%, 51% menos consumo de combustibles fósiles y 36% menos de consumo de energía eléctrica.

A nivel de indicadores de eficiencia térmica (consumo de carbón) y eficiencia eléctrica (consumo de energía eléctrica), la compañía ha realizado inversiones en la mejora de procesos de combustión y entrada de Fase III (aumento de la producción de Clinker de 350 a 850 toneladas por día con nuevo diseño). Así mismo se han realizado inversiones en el cambio de motores y equipos eléctricos de menor consumo.

Medio ambiente y labor social

La empresa continuará creciendo con la entrada de la Fase VI que impactará positivamente en la reducción de huella de carbono corporativa, donde se estima que, con las inversiones de infraestructura proyectadas, se pueden alcanzar reducciones de hasta el 30% por unidad de cemento producida, es decir, menores emisiones de Gases Efecto Invernadero respecto a las actuales emisiones de CO2 equivalentes.

Sector de la construcción

Según indicó Fernando de Francisco, las ventas de vivienda en el país mantuvieron un buen nivel después de un 2020 exitoso, el mayor aporte al crecimiento se dio por el segmento VIS (part.:87%).  Los inicios de obra se reactivaron, especialmente en Jamundí (part.:34%), Cali (part.:26%) y Candelaria (part.:16%).

Las ventas de vivienda nueva en Cali y sus áreas de influencia se ubicaron en 31.500 en el 2021, lo cual representó un incremento del 25% vs 2020. Se estima que para el 2022 estas ventas estén por las 34.000 unidades, que representaría un incremento del 8%.

Noticia por:  sineu web de citas