A partir del segundo semestre de este año, Cementos San Marcos asumió el compromiso de acogerse a las políticas internacionales BIC que estimula las buenas prácticas, medioambientales, laborales y comerciales, siendo rigurosos auditores de nuestras acciones como empresa fabricante.

El Decreto 2046 de 2019, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo reglamentó la Ley 1901 de 2018, que creó la condición legal de las sociedades de Beneficio e Interés Colectivo (“BIC”).

Con la obtención del reconocimiento de sociedad BIC, como empresa podemos adaptar nuestras prácticas empresariales a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Las sociedades BIC incorporamos un propósito a nivel social y ambiental que va más allá del beneficio e interés de sus accionistas.

Entre otros beneficios inherentes a su propósito como empresa, se proponen una mayor diversidad de participación dentro de la junta directiva, colaboradores y proveedores desde sus diferencias, étnicas, culturales, de género y físicas, entre otras.

A su vez, la generación de acciones concretas en cuanto a control del manejo responsable del agua, energía y desechos, entre otros, además de la emisión de gases como parte de la actividad industrial, siendo toda esta información de dominio público.

De esta manera, nos esforzamos para hacer de San Marcos una cementera alineada a los retos mundiales de mejora continua a nivel empresarial en áreas de productividad y sostenibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Horarios serv al cliente CSM