A agosto, el Fondo había entregado 14.000 créditos y la meta es cerrar el año con 22.000 operaciones, que son aproximadamente $1,9 billones

Heidy Monterrosa – hmonterrosa@larepublica.com.co

Con el fin de disminuir los inventarios de viviendas que no son de interés social, el Gobierno creó un crédito hipotecario que financia hasta 90% del precio del inmueble. María Cristina Londoño, presidente del Fondo Nacional del Ahorro (FNA), habló de las ventajas de estos créditos, de las cifras de la entidad y del buen momento para invertir en la compra de casa propia.

Hace cerca de un mes otorgaron el primer crédito hipotecario que financia hasta 90% del precio de la vivienda. ¿Cuál ha sido la reacción del mercado ante este producto?

Estamos empezando, la gente está presentando las solicitudes, pero en este producto dependemos claramente del Fondo Nacional de Garantías. Estamos recibiendo todas las solicitudes de crédito, estamos haciendo los estudios de crédito y las aprobaciones. Este producto llegaría hasta un máximo de $650.000 millones en el total de la industria, que es lo que tiene el FNG.

Cuando se lanzó este programa, se dijo que es el mejor momento para comprar vivienda. ¿Está de acuerdo?

Creo que es un buen momento, las condiciones se están dando, los precios han bajado y los constructores ofrecen unos ‘fees’ adicionales. Teniendo la opción de que financian hasta 90%, se vuelve interesante y se vuelve un tema de que es momento de comprar, porque conseguir 10% de cuota inicial es mucho más fácil que conseguir 30%. Entonces sí creo que sea el momento de comprar y de animarnos. Como dice la propaganda del Ministerio, atrévete, es el momento de atreverse a comprar vivienda, tanto de vivienda de interés social como de no VIS, con los diferentes programas que hay.

¿Cómo funciona el apoyo del FNA a los programas de vivienda del Gobierno?

Nosotros acompañamos el semillero de propietarios, que es a través del cual los colombianos que viven en arriendo pueden pasar a un arriendo oficial, y eso es una forma de bancarizar. En el programa de Mi Casa Ya funcionamos como en las demás entidades financieras. Ahora tenemos lo de los subsidios concurrentes, que fue el nuevo decreto que aprobó el Ministerio de Vivienda y la concurrencia de subsidio es de cero a dos salarios mínimos, donde tenemos el grueso de las operaciones.

Está cerca de completar un año frente a la entidad. ¿Cuál es su balance desde que asumió el cargo?

El FNA venía dando pérdidas operativas en los últimos tres años. A julio, presentaba pérdidas en 2017 de $75.000 millones; a 2018, pérdidas operativas de $65.000 millones y a 2019, presentamos utilidades operativas de $65.000 millones. A corte de agosto, teníamos unas utilidades operativas de $82.000 millones y utilidades netas de $120.000 millones. Esto quiere decir que ya está siendo autosuficiente y no está generando utilidades por la inversión de portafolio. La inversión de portafolio se está haciendo, genera los ingresos respectivos, pero las utilidades reales o el grueso de las utilidades viene de la operación del negocio.

Los datos reafirman que el metraje avalado para vivienda de interés social sigue creciendo. El aumento de 18,1 por ciento comprueba que las políticas y medidas del Gobierno para reactivar este segmento están motivando a las empresas edificadoras.
Sin embargo, no ocurre lo mismo con los rangos medio-alto y alto (no VIS) en donde se presentó una disminución de 5,2 por ciento.

Entre enero y julio de 2019 se aprobaron 107.564 unidades de vivienda. Para vivienda diferente a la de interés social se aprobaron 59.488 unidades (40.233 apartamentos y 19.255 casas) y para vivienda de interés social 48.076 unidades (39.868 apartamentos y 8.208 casas).

¿Cuántos afiliados tienen?

Tenemos 2,3 millones aproximadamente de afiliados, de los cuales 1,7 millones son afiliados por cesantías y la diferencia, que son un poco más de 500, son por ahorro voluntario contractual.

La mayoría del sector bancaria apuesta por la digitalización, ¿qué nuevos productos vienen encaminados en esta revolución digital?

El Fondo del futuro tiene que ser uno completamente digital, accesible a todas las personas jóvenes de hoy en día, que viven en el mundo digital, el mundo de las apps, y esa es la idea y hacia eso estamos trabajando. Estamos modernizando el Fondo y haciendo la sistematización de los procesos. Tenemos una app que nos muestra en qué está la operación y en qué está su solicitud de crédito y demás.

¿Vienen algunos productos fuera del campo digital?

En lo que estamos trabajando es que el ahorro voluntario sea transaccional, de tal forma que la gente pueda tener su tarjeta y pueda sacar plata de su cuenta de ahorros o pueda consignar lo correspondiente a sus cuotas, y podamos cargárselo a su cuenta de ahorros transaccional.

¿Cuáles son los requisitos para solicitar un crédito?

Se hace un scoring, luego se mira la capacidad de pago y la certificación de esos ingresos. Nosotros trabajamos con informales y con formales también. Para poder acceder al FNA, deben estar vinculados a través de cesantías o de la cuenta de ahorro voluntario contractual, que es para independientes. Ese sería el requisito número uno.

¿Cuáles son las metas para este año?

La meta para este año es crecer el ingreso de cesantías. Este año tuvimos el mejor recaudo que se ha tenido, con un crecimiento de 12%, hicimos $2,3 billones aproximadamente. En ahorro voluntario contractual tenemos más o menos un $1 billón y esperamos que crezca. Actualmente, tenemos 175.225 operaciones de crédito, o sea, colombianos que han accedido a su vivienda a través de crédito con el FNA. A agosto, íbamos en unas 14.000 operaciones entregadas y la idea es cerrar con unas 22.000, que son aproximadamente $1,9 billones.

¿Y para el próximo año?

Más que el próximo año, diría a 2022. En los tres años que quedan de Gobierno, el plan que tenemos es 108.000 operaciones nuevas, es casi llegar a más de 50% de lo que se tiene hoy en día y eso implica llegar a un activo, principalmente en cartera, de $12 billones.

El perfil
María Cristina Londoño Juan es ingeniera industrial de la Universidad Javeriana, tiene una especialización en Finanzas en Eafit y una maestría de Liderazgo Positivo y Estrategia en el Instituto de Empresa IE de Madrid. Se ha desempeñado en el sector público y privado. Ha sido gerente zonal del Banco Colpatria, presidenta de Findeter, gerente de mesa sectorial en Alianza Valores, gerente de relaciones públicas en el banco de Inversiones BTG Pactual y presidenta de la comisionista AdCap.

Por |2019-09-24T08:57:28+00:00septiembre 24th, 2019|Construcción, Noticias, Vivienda|