Servicio al cliente+57 (2) 485 0310 Ext 2505 - 2507

“Es muy importante que la gente sepa que tiene opciones de subsidios para vivienda”



Hay todavía disponibles $1,2 billones en ayudas para adquirir vivienda

Uno de los programas más famosos de la administración de Juan Manuel Santos es el impulso a la vivienda, tanto con casas gratis, como con subsidios a la compra. En Al Paredón estuvo Camilo Sánchez, ministro de Vivienda, quien explicó cómo ha evolucionado la iniciativa.

¿Cómo va el Ministerio de Vivienda en 2018?
Realmente se está haciendo una revolución la vivienda y el agua potable Colombia. Este ministerio tenía un compromiso con el presidente Santos de iniciar 1,5 millones de viviendas, y hoy, faltando todavía más de cuatro meses, estamos en 1,75 millones de unidades iniciadas.

El gobierno anterior llegó solamente a 1,05 millones de viviendas, es una diferencia gigantesca y estamos haciendo casas totalmente dignas. Hoy estamos entregando viviendas, por ejemplo las de Mocoa, con más de 60 metros cuadrados.

¿Qué tanto se usan los subsidios de crédito?
La gente no los conocía y la gente no los estaba utilizando. En este último año hemos dejado $1,2 billones para subsidios a la tasa, para unidades VIS o VIP o vivienda que es no VIP que es de $104 millones a $340 millones. Esto no lo utiliza la gente y esta es la oportunidad más grande de comprar vivienda.
Igualmente, con el Fondo Nacional del Ahorro estamos haciendo Ahorra tu arriendo, que es un leasing habitacional a 30 años, en el cual la gente no tiene que pagar casi cuota inicial y lo que hace es que diluye esa cuota inicial. Es muy importante que la gente entienda que tienen esas opciones de subsidios porque eso puede darle la oportunidad tener vivienda.

¿Cómo ve el panorama a casi 20 años de la crisis Upac?
Lo más importante es que el Gobierno entendió que el sector vivienda es fundamental para el desarrollo económico el país. La vivienda es trascendental porque genera valor agregado y crecimiento económico en todos los sectores.

Estamos dejando subsidios como una política de Estado, y el gobierno que venga tiene que utilizar esa política. Adicionalmente, se entregó la vivienda gratuita, otra cosa que parecía una utopía. El Presidente ofreció 100.000 viviendas gratis y todo el mundo le dijo que era un populista; ya llevamos 130,000 viviendas iniciadas gratuitas en todo el territorio nacional. Esta es la forma de decirle los colombianos que con esto es que se conserva la paz, aquí la paz no es firmar un documento, sino ir entregando viviendas, agua potable y saneamiento básico en todo el país, estas una política de Estado que el siguiente gobierno la va tener que seguir, y hay los recursos para hacerlo.

¿Cuál es el panorama del déficit de vivienda?
Desde 2005 comenzamos a medir el déficit habitacional en el país, en ese momento estaban 12,6% el déficit general. El gobierno nacional tenía previsto terminar con 5,5% de déficit, también parecía una utopía, pero vamos a terminar con 5,2%; es algo maravilloso lo que se ha logrado, porque con la vivienda gratuita, con todos los créditos que estamos dando y adicionalmente los subsidios se ha logrado invertir en todo el territorio nacional, disminuyendo esa gran necesidad que tienen los colombianos de vivienda.

¿Cuáles son los mecanismos para que la gente no haga mal uso de las viviendas gratis o de los subsidios?
Primero, la gente a la que le estamos entregando, por ejemplo, la vivienda gratuita tiene que tener tres requisitos: que no haya tenido vivienda, que no haya tenido subsidio y que no esté reportado. Si cumple esos requisitos le podemos estar ayudando en ese proceso, pero si la gente incumple también hacemos la revocatoria. Si se tiene la vivienda y encontramos que está arrendándola o haciendo cualquier cosa que no es la óptima, nosotros como Estado, le quitamos la vivienda y se la entregamos a otra persona que realmente la requiera. La misma comunidad es la que nos está indicando quiénes son las personas que están incumpliendo y que le están haciendo un daño al sector.

Lo que veo hoy es que la vivienda ha sido muy bien manejada, hemos invertido en subsidios más de $7,3 billones, hemos invertido en agua potable $8,7 billones y, cuando empezó el presidente Santos, teníamos seis millones de personas más sin acueductos en su casa ni alcantarillados.

Ya se va acabar el gobierno Santos, ¿qué balance le queda positivo, que cosas le han satisfecho y, sobre todo, qué preocupaciones o cosas que dejaron de hacerse?
El gobierno ha hecho cosas maravillosas para cambiarle la vida a muchos colombianos y lo ha hecho una manera transparente y eficiente con el manejo de los subsidios. Nos preocupa lo que viene con el tema de las viviendas gratuitas y la gente que va a vivir en ellas, que aprendan a vivir en comunidad, que hay que hacer un seguimiento a estas personas para que manejemos de la mejor forma esos lugares, porque son condominios que se han vuelto ciudades dentro de las ciudades pero que tienen que tener un acompañamiento. Por eso estamos haciéndoles polideportivos, CDI, CAI, todo esto para que la gente pueda vivir de verdad de manera óptima, que tengan transporte masivo, que tengan vías, pero necesitamos que aprendan a vivir en comunidad, porque muchas personas no pagaban servicios públicos, no tenían la cuota de administración y eso es un cambio extremo.

Fuente: www.larepublica.co